SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 26 de Septiembre de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú info

¡Un GRAN tamaño no es todo!


En un curso que tomé en Brasil escuché que en proyectos de selección nunca debemos buscar los extremos, ni enanos ni gigantes, hoy lo confirmo porque las consecuencias de seleccionar animales muy grandes pueden ser malas en varios sentidos.

Justo ahora que tenemos una buena relación de intercambio genético y de información entre países latinos, además de que Brasil tiene el mayor hato de ganado cebú en el mundo; debemos ser conscientes de la importancia de la selección.

Con el tiempo hemos observado que toros entre 1,200 y 1,350 kg, causan pesos muy altos en el nacimiento de becerros de razas puras; muchas revistas informativas lo han reportado, lo que está pasando con el Nelore, Guzerat, Brahman, sus crías naciendo con 38, 40 o 45 kg; esto no siempre es bueno.

 

En proyectos de selección de animales nunca debemos buscar los extremos, ni enanos ni gigantes; las consecuencias de seleccionar animales muy grandes pueden ser malas en varios sentidos

 

Independientemente de la fecundación in vitro, los partos naturales por monta pueden ser muy complicados como consecuencia de esta práctica que todos los países adoptaron: realizar la selección por el mayor peso y tamaño.

Tenemos una gran lección con una raza que está muy firme en Brasil, la raza Angus vende mucho semen para programas de inseminación artificial a tiempo fijo (IATF), es claro que los Angus puros no tienen capacidad ni condición de soportar el clima tropical de Brasil; se buscó una talla mediana a pequeña pero con mucha amplitud para tener buenos pesos.

Se debe observar de forma muy objetiva a los cebuinos, si buscamos toros de peso adulto de 1,000 a 1,050 kg, estamos hablando de toros que van a producir hembras en fase adulta (en potrero) de 480, 500 o hasta 550 kg.

Seguramente existen las estadísticas que donde se pone una vaca de 650 a 700 kg de peso adulto, probablemente se pueda mantener a dos vacas de 450 kg. La vaca de 700 kg será muy exigente por su talla extrema en peso adulto después de dos o tres partos, son animales que estadísticamente producen becerros cada 24 meses, es mucha exigencia. Esto quiere decir que donde una vaca de 700 kg te da un becerro destetado grande de 240 a 260 kg, otras dos vacas de 400 kg te van a dar un becerro destetado cada una de 200 kg; estamos hablando de una producción de dos becerros destetados (400 kg por los dos) contra una producción de un becerro de 240 kg.

 

A veces el campesino que quiere comprar, ve un toro grande para “meter talla” en su ganado, sin saber que cruzarlo con sus vacas puede dar un mal resultado porque el becerro puede quedar atorado o se puede perder una vaca en su primer parto

 

Económicamente, lograr mantener una vaca con más peso y una cría puede representar un costo más alto para nuestra actividad que mantener dos vacas de menor peso y con una cría cada una; por ello es un tema muy importante, independientemente de la raza.

Admiro el programa de apoyo que se ha dado en la mayoría de los estados mexicanos, el apoyo a los campesinos y pequeños productores, que muchas veces desarrollan un sistema totalmente rústico en sus vacas, con poca suplementación mineral y son animales de tallas medianas.

Pero muchas veces los toros que se venden en programas son demasiado grandes, sí impresionan al campesino que quiere comprar, ve un toro grande para “meter talla” en su ganado, sin saber que cruzarlo con sus vacas algunas veces puede dar un mal resultado porque el becerro puede quedar atorado o se puede perder una vaca en su primer parto, con lo que se pierden meses de trabajo.

Nosotros, los técnicos, jueces, criadores, debemos compartir la información que sabemos, así como difundir las investigaciones que se publican en revistas y otros medios de información oficiales, programas de televisión, entre otros.

Claro que debemos producir toros de buen tamaño, pero nos toca concientizar a la gente que no tiene que estar buscando siempre toros gigantes sin que les sirvan muy bien; porque producir becerros de entre 28 y 35 kg en peso de nacimiento no está mal, para no tener problemas de partos complicados o que pueden causar daños de infecciones uterinas por agresión.

El tamaño es importante, pero dependerá siempre de con qué animal se haga la cruza; debemos caminar hacia la eficiencia en la producción y precocidad.



Nombre: André Moura Andrade
Ocupación: Especialista en reproducción animal brasileño

NUESTROS ANUNCIANTES