SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 25 de Octubre de 2020
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú

COMPETENCIA DESLEAL


Estamos enterados, la mayoría de los productores mexicanos, de la entrada en vigor hace algunos días del T-MEC, Tratado de Libre Comercio, entre Estados Unidos, Canadá y México.

El principal atributo del T-MEC es la certeza jurídica y la existencia de reglas claras. El libre comercio ha permitido aprovechar las ventajas comparativas de los países que lo conforman: granos, oleaginosas, frutas, hortalizas, ciertos productos agroindustriales y también cárnicos. Lo que se maneja como un mercado complementario, en donde exportamos lo que ellos necesitan e importamos productos en donde nuestro país es deficitario; sin duda, el mayor beneficio de la apertura comercial lo es el consumidor, que puede tener productos alimenticios disponibles.

Como en todo, cuando buscas lo mejor para tus productores, existen amenazas para el sector mexicano exportador de alimentos a Estados Unidos, que pretenden imponer un esquema de estacionalidad para que por ciertos periodos de tiempo impidan o establezcan alguna medida y así no afecten a sus productores nacionales, lo que va totalmente en contra de lo establecido en el nuevo tratado y viola las reglas establecidas en la Organización Mundial de Comercio.

Este tratado representa nuevos retos para el sector agroalimentario del país, después de la experiencia adquirida en los 26 años del TLCAN, donde se han generado empresas y productores más competitivos, con procesos más eficientes y sustentables.

Con este tratado, los tres países ganamos, pero el sector hortofrutícola es el más beneficiado, de igual manera se han visto favorecidos los exportadores de carne de res, los exportadores de becerros en pie,así como los azucareros, con el acuerdo se sigue exportando libre de arancel a los Estados Unidos.

El 80% de las exportaciones totales de México van hacia el país vecino del norte, a Canadá solo el 4%. En las importaciones tenemos que somos el principal importador del mundo en maíz amarillo, importamos casi el 100% de la soya, este año vamos a importar casi el 100% del arroz, ocupamos el primer lugar en importación de granos y oleaginosas (superando a Japón que es el gran importador de alimentos), de igual manera el 60% del cerdo que consumimos es importado, así como pollo, principalmente piernas y muslos.

Hasta aquí todo bien con el T-MEC, que debe de ser un ganar-ganar para los países participantes, pero con la desventaja para los productores de México ya que no reciben ningún apoyo de parte del gobierno, sabiendo que hay algunos productos que no son competitivos. La mayoría de los agricultores de Estados Unidos obtienen ingresos negativos de sus cosechas, pero se ven compensados por el gobierno ya que reciben un 25% de los ingresos como subsidio, porque se sabe lo importante que es contar con la producción de alimentos para su pueblo y para exportar, manteniendo una economía fuerte y control sobre los países a los que exporta; los anteriores apoyos, además, cuentan con créditos a tasas de interés mucho más accesibles que las que se tienen en México, si es que en nuestro país se logra tramitar un crédito.

En el contexto de la actual crisis sanitaria, el gobierno estadounidense destinó más de 48 mil millones de dólares a programas del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), incluido el pago directo a productores sobre el valor de las pérdidas ocasionadas por los efectos de la pandemia… y en México… nada, ¿cómo podemos ser competitivos bajo esas condiciones?

En nuestro país, la situación es compleja, en materia presupuestal veníamos de una reducción en el 2019 y en 2020 los recursos para la Sader registraron un recorte adicional del 27%, cercano a 18 mil millones de pesos; en suma, un recorte cercano al 40% en dos años.

Sabemos que el gobierno definitivamente no va a apoyar a los productores del campo, por lo que se requiere que seamos más eficientes en las actividades productivas que realizamos, ya sea agricultura, producción de frutas y hortalizas, ganadería, en fin, buscar el cómo y tener buenos ingresos en la actividad que realizamos. Y si no es rentable lo que hacemos, buscar un cambio o integrar los procesos para salir con un producto de venta directo al mercado, hemos visto como algunos agricultores y ganaderos cambiaron a productos orgánicos y los venden con sobre precio, porque los mercados de productos que no tienen una diferenciación están controlados por los mayoristas y ahí no vamos a poder generar mayores ingresos. Lo hemos visto en frutas y hortalizas, venta de carne de cabrito y borrego, venta de carne de bovino, huevos y pollos orgánicos y muchos otros productos más, pero definitivamente hay que mejorar la eficiencia para poder tener un mejor ingreso.

La eficiencia es la que nos hace estar de pie ante esos precios y competencias disparejas por los apoyos a los productores de los países socios del T-MEC.



Nombre: Ing César S. Cantú Martínez
Ocupación: ING
Correo: cesarcantu@webtelmex.net.mx

NUESTROS ANUNCIANTES