SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 25 de Octubre de 2020
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú info

PRUEBAS DE EFICIENCIA ALIMENTICIA


Las Pruebas de eficiencia alimenticia, también conocidas en México como Pruebas de consumo de alimento residual, consisten en medir qué tan eficientes son los animales al consumir el alimento, esto se hace con una dieta integral conocida, con un 13-14% de proteína.

La 3a Prueba de Comportamiento Individual para la Evaluación de la Eficiencia Alimenticia en Becerros Prospectos a Sementales y Becerras para Hembras de Reemplazo, se está realizando en los corrales de la AMCC, desde el día 24 de julio, cuando iniciamos con el período de adaptación. Tenemos 65 animales (55 machos y 10 hembras), de siete razas cebuinas (Brahman Gris, Brahman Rojo, Sardo Negro, Guzerat, Gyr, Indubrasil, Nelore y Sindi), de 24 ganaderías de cuatro estados diferentes: Chiapas, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas.

Esta eficiencia se mide a través de unos comederos automatizados instalados en los corrales, cada comedero cuenta con una báscula; así también cada animal cuenta con unos aretes electrónicos de radiofrecuencia que nos permiten identificarlos; estos datos están siendo monitoreados en tiempo real a través de un software de una compañía canadiense, para saber cada vez que uno de los animales entra a uno de los comederos y medir cuánto alimento come.

¿Cómo funciona? Un animal con su arete electrónico entra al comedero (que tiene una báscula con determinados kg de alimento); mete la cabeza al comedero; el sistema capta qué animal está comiendo y durante cuánto tiempo come; el animal sale del comedero. El resultado de cuánto comió se obtiene a través del diferencial que indique la báscula, tomando en cuenta los kg de alimento que había al inicio y cuántos kg quedaron al final. Por ejemplo, si el comedero tenía 10 kg, sale el animal y quedan 9.5 kg, quiere decir que el animal consumió 500 gramos. Esto se hace en un periodo de 70 días para ir ajustando ese consumo.

Al comienzo de la prueba se envían los datos del peso inicial de los animales, la ración que está comiendo, con su análisis de garantía en materia seca y en base a sus nutrientes. Además de la eficiencia, los animales son evaluados en su conformación y al final se les realizarán pruebas de ultrasonido para conocer la calidad de la canal. 

Hay varios aspectos a considerar en estas pruebas; los animales tienen una edad determinada, un peso determinado y un nivel de producción que se quiere a esos animales, otro componente es el alimento. Entonces, tenemos un alimento que tiene un valor nutricional conocido y tenemos un animal que tiene un peso y un nivel de producción determinado por su edad. Con esos dos parámetros se calcula cuánto es lo que ese animal debería consumir.

En este caso tenemos animales que van de los 9 a los 11 meses de edad, con base en su peso y edad, el alimento que están consumiendo y el nivel de producción que se requiere al animal, se determina la cantidad de alimento que debe consumir diariamente; por ejemplo, digamos, 4 kg, después de medir lo que realmente consumió se comparan esas cantidades. Si este animal, que debió comer 4 kg para alcanzar un nivel de producción determinado, alcanzó ese nivel de producción con el consumo de 3 kg de alimento, entonces es un animal eficiente, porque consumió 1 kg menos de lo que debía comer.

Si, por el contrario, tuviéramos animales que, en lugar de comer los 4 kg, comen 6 kg, entonces ese es un animal ineficiente, porque para ese nivel de producción, a una misma edad, a un peso similar, consumió más alimento.

Otra cosa importante es la eficiencia en el posdestete, en el caso de las vacas adultas, por ejemplo, el 93% de lo que comen es para mantenimiento, no para producir, así que vemos nuevamente la importancia de que el animal sea eficiente en este aspecto.

¿Estos datos nos sirven para pastoreo? Sí, porque el análisis que se hace es a nivel de nutrientes, a nivel de materia seca, independientemente de que uno sea alimento y otro pasto.

Como todos sabemos, en un sistema de producción bovino, el alimento puede llegar a tener hasta un 70-75% en costos de producción, que los animales sean eficientes con su alimentación, ayuda en la eficiencia económica y productiva del rancho.

Por esta razón, las Pruebas de eficiencia alimenticia nos permiten obtener los datos para determinar qué animales son más eficientes, ¿para qué?, para que, a través de selección, puedan meterse estas características que se heredan, y así, hacer que los animales tengan hijos que sean eficientes.

Es una herramienta de selección, lo valioso de aquí es que esos animales eficientes, se utilicen en las ganaderías y pueda uno después rastrear a sus hijos y probarlos, la idea es que haya un mejoramiento en esa característica, eso es lo importante de las pruebas.

Lo más importante es identificar animales eficientes, tener material genético suyo, probarlo, multiplicarlo y evaluar esas crías para tener la siguiente generación de animales mejoradores, y, a través de este mismo sistema, presionar la selección hacia la eficiencia alimenticia.



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES