SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 26 de Septiembre de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú Finanzas

INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA GRUPOS DE TRABAJO E INDIVIDUOS


Explicar el concepto más profundo de este término, en muchos negocios y empresas se dirige a tres principales preguntas: ¿qué es la inteligencia emocional?, ¿cuál es la mejor manera de fomentarla en nuestras áreas de trabajo?, ¿en qué influye? Preguntas que iremos respondiendo en este artículo.

En la actualidad son más las empresas (ranchos y fincas), que demandan trabajadores con capacidades visibles de inteligencia emocional, derivado a que han identificado que el centro de toda estructura son las personas, y para que la organización funcione se les debe tratar bien. Pero, ¿qué es la inteligencia emocional aplicada al trabajo?

La Inteligencia emocional es la habilidad de manejar nuestros sentimientos y de los demás de manera positiva y en beneficio del área laboral o equipo de trabajo; lo cual implica aplicar la capacidad de entender al resto de empleados, motivarlos para fomentar su productividad y saber leer sus necesidades laborales. Si bien la inteligencia emocional es una parte innata de nosotros como colaboradores, administradores, dueños o responsables, podemos aprender y desarrollarla a lo largo de nuestra trayectoria de vida.

Las áreas que influyen en el sentido de mejorar nuestra inteligencia emocional, de manera enunciativa más no limitativa, son:

• Autoconocimiento. La forma en cómo somos, de forma interna y a profundidad, contribuye de manera plausible en identificar nuestras habilidades y puntos a mejorar en nuestra área laboral (es importante mencionar como líderes dueños, gerentes o el rol de guía para ayudar a contribuir con nuestros colaboradores que puedan llevar a cabo estos ejercicios y les apoye en su desempeño).

• Autorregulación. Habilidad de manejar nuestros sentimientos e identificar cuándo saber no dejarse llevar por ellos, todo en beneficio de mejorar nuestro ambiente laboral.

• Motivación. Aplicada a dos enfoques tanto en equipos de trabajo como de forma individual. Como dueños de nuestros ranchos, haciendas o fincas, si aprendemos a motivar a nuestros colaboradores, como resultado obtendremos lo mejor de su desempeño y del nuestro.

• Habilidades sociales. Cuidar cómo nos relacionamos con nuestros colaboradores y compañeros de trabajo, base de los éxitos interpersonales. Estas habilidades deben ser cultivadas.

En el mismo orden de ideas cabe destacar que si la inteligencia emocional, contribuye a la eficacia en la empresa, ¿en qué contribuye la organización a la inteligencia emocional individual? La siguiente figura representa algunos factores que existen en las organizaciones y que refuerzan la inteligencia emocional.

La sección derecha del modelo, ilustra tres factores organizacionales que están enlazados entre la operación y el colaborador. Todos estos factores influyen en la Inteligencia Emocional (IE) a través de su impacto en las relaciones y cada factor influye por sí mismo en los otros dos. Al mismo tiempo las funciones de RR.HH., de contratación y selección, formación y desarrollo y gestión del rendimiento tienen un gran impacto en la IE del liderazgo. Empero, el liderazgo a su vez influirá en la efectividad de las funciones de RR.HH. al ayudar a los miembros/colaboradores de las fincas a que eleven su inteligencia emocional (Daniel Goleman).

Por otro lado, cabe mencionar el significado del coeficiente intelectual (IQ por sus siglas en inglés) y la diferencia con la inteligencia emocional. El IQ representa lo que entendemos por cociente o coeficiente intelectual que radica en la medida que se obtiene a través de diferentes test o pruebas que miden la velocidad de procesamiento, comprensión verbal, razonamiento matemático, memoria. Por otra parte, la Inteligencia Emocional (EQ por sus siglas en inglés), va más allá de las habilidades cognitivas básicas. Se refiere a la gestión de las emociones y los resultados que se obtienen gracias a la reflexión. Ambos conceptos IE (inteligencia emocional) y CI (coeficiente intelectual), no son conceptos opuestos, sino más bien, como entendimos en definición, distintos. Frecuentemente mezclamos agudeza emocional e intelecto. A diferencia de las pruebas de CI, hasta ahora no se conoce un test escrito que nos arroje una puntuación de inteligencia emocional. Finalmente es importante para todos destacar las áreas que influyen en la IE en los resultados de la eficacia organizacional:

•Desarrollo de talento

• Innovación

• Productividad

• Ventas

• Ingresos

• Calidad de servicios

• Compromiso, estado de ánimo y salud del empleado

• Trabajo en equipo

• Contratación y conservación del empleo

• Y un punto clave control en la rotación de puestos

La inteligencia emocional comprende, por tanto, el sentir, entender, controlar y, además, ayuda a modificar los estados propios y ajenos. Y será la pieza clave del éxito en alcanzar los objetivos y productividad en nuestros ranchos, fincas o empresas pecuarias.

Te recomendamos el siguiente artículo para aprender más.



Nombre: Yasmina Yvette de la Higuera Quiyono
Ocupación: Especialista en Finanzas Corporativas

NUESTROS ANUNCIANTES