SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Viernes 15 de Enero de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú Gyr

EL GYR EN MÉXICO


Como bien sabemos, el Gyr, en su lugar de origen ancestral, La India, siempre se ha explotado como raza cuya función zootécnica natural es la producción de leche, teniendo datos desde 1900 de ello, así también encontramos datos de lactancias desde 1930, y de manera oficial torneos lecheros y lactancias controladas desde 1950.

En Brasil, donde esta raza ha sido mejorada desde hace muchas décadas, comenzó siendo explotada en sus inicios como productora de carne debido a su excelente conformación, masa muscular, y ganancia de peso de algunos linajes, sin embargo, al tener menor ganancia y menor tamaño comparada con la raza Nelore principalmente, especializada en producción de carne, hizo que la gran mayoría de los criadores de Gyr desistieran de seguir criándola como raza de carne, cambiaran el rumbo de la finalidad zootécnica que habían dado a esta raza y voltearan a ver hacia atrás, a sus orígenes en India, donde fue y es explotada como productora de leche. Quedando dos núcleos de productores de Gyr, el de doble aptitud y el de producción lechera.

Esta decisión fue sabia para rescatar la caída de la raza, tomada a tiempo por criadores, técnicos, asociación y entes investigadores en Brasil, empezando así con ímpetu, la directriz de esa raza hacia la producción de leche, comenzando la investigación y utilización de linajes de Gyr, tanto importados de India, como descendientes de estos mismos para este fin.

Este nuevo enfoque generó polémica, discusiones, aciertos y errores, que llevaron a la separación de la raza Gyr en dos clasificaciones y por ende dos asociaciones en aquel país: Gyr lechero y Gyr doble aptitud.

El Gyr llamado de doble aptitud en Brasil, conserva algunos linajes de aquel Gyr que fue explotado y seleccionado como raza de carne, pero que tiene en su información genética ancestral genes productores de leche en su mayoría, y es base de gran parte del Gyr lechero moderno de este país. De este Gyr de doble aptitud quedan pocos criadores en aquel país, pero es un banco genético importantísimo para conservar linajes milenarios que tienen excelente caracterización racial, longevidad, conformación, desarrollo, rusticidad y también leche.

El Gyr lechero, con muchos criadores y una gran importancia, cuenta con muchas décadas de mejoramiento genético, muchas lactancias oficiales, muchos toros probados, proviene de linajes indianos con genética lechera, solo que a este le han dado una selección y biotipo diferente, dirigido para producción lechera, algunas veces descuidando aspecto y pureza racial, funcionalidad, fertilidad, longevidad, haciéndolo producir grandes cantidades de leche en concursos y lactancias, la mayoría de las veces con exageración de alimentación, uso de hormonas y promotores de producción, siendo esto muy distinto a la realidad del campo tropical, donde el fin es producir leche con bajos costos y de manera natural, en ganado cruzado principalmente y en ganado puro.

Estos animales de alta producción asistida, no siempre son lo más deseable si se quiere mantener y mejorar equilibrio, armonía racial, conformación y productividad, por lo que debe cuidarse su uso en explotaciones cuyo fin es comercializar sementales Gyr puros de registro, mejoradores no sólo de características productivas, sino en general de las bondades de la raza.

En México tenemos un excelente Gyr de doble propósito, nuestro mercado y el centroamericano piden esto, sementales Gyr puros para cruzamiento con ganado criollo o mestizo de cebú con europeo lechero, que den hijas lecheras, rústicas, de buena conformación, buen desarrollo, longevas y fértiles, que ellas a su vez den también hijas con estas características y mejoren la producción de leche, pero así también becerros que tengan un desarrollo y peso aceptable al destete, de buena estructura ósea y musculatura aceptable; ya que en la gran mayoría de las explotaciones de doble propósito tropicales, se mantiene la nómina y algunos gastos con la venta de leche, queso y crema, y el extra o la utilidad de la explotación, con la venta del becerro al destete, que para poder ser comercializado con precio aceptable debe tener estas características, así también tener mejores vacas de descarte, de mejor peso y conformación para que al ser vendidas tengan un mejor valor y también sean importantes en la economía de la explotación.

El Gyr Mexicano, comprobado como raza productora de leche, siempre apegado al patrón racial que tenemos, es un verdadero Gyr de doble aptitud, productor de leche y productor de buenos becerros, esta es nuestra realidad y esto es lo que buscan nuestros mercados.

Técnicos y criadores tenemos la capacidad y responsabilidad de balancear, en un juzgamiento, asesoría, en la cría y explotación, el fin zootécnico de la raza, producción de leche en los trópicos, así como de becerros y becerras que dan un ingreso adicional a la leche del productor comercial, teniendo estos que ser de calidad aceptable.

Si en los inicios de la AMCC, que también hubo un gran auge de la raza Gyr en nuestro país, hubiéramos comenzado a explotar y medir la producción de leche y controlar de manera oficial las lactancias, actualmente en México el Gyr moderno que tenemos con armonía, conformación, caracterización racial, tamaño, equilibrio y buena producción de leche, podríamos comercializar mucho más material genético, llámese vientres, embriones, semen o sementales probados y con DEP’s positivos a leche, avalados por nuestra asociación.

Desde hace algunos años ya se hace de manera oficial en algunas ganaderías, y mientras más ganaderías lo hagamos, más valor le daremos a nuestro Gyr Mexicano que siempre, desde que ha sido registrado en nuestro país, ha demostrado su capacidad de producción de leche y buenas crías a través de los cruzamientos, que es donde ha tenido, tiene y tendrá, su mayor potencial comercial siendo la raza que más auge ha alcanzado en los últimos años para hacer ganado ”taurindicus”, productor de leche en los trópicos de México y Centroamérica.



Nombre: Médico Veterinario Sergio Lucio Villalón
Ocupación: Médico Veterinario Zootecnista

NUESTROS ANUNCIANTES