SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 26 de Septiembre de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Publi Reportaje

ALIMENTACIÓN DE LAS VACAS CON DKsilos Y SU EFECTO SOBRE LA CANTIDAD Y CALIDAD DE LECHE


Existen muchos antecedentes sobre el efecto que tiene la alimentación con ensilado de maíz, en la calidad de la leche bovina. Sin embargo, poco se ha documentado y analizado dicho efecto en las vacas del trópico, de tal forma que abarque cientos de productores y tanques de enfriamiento, además de la recolección de leche.

Como proyecto DKsilos, y conjuntamente con empresas dedicadas a la recolección y procesamiento de leche en los estados de Veracruz y Tabasco, se realizó un esfuerzo considerable para la obtención, análisis e interpretación de dichos datos obtenidos durante el 2020 y aquí un breve resumen de los valores obtenidos.

Efecto sobre volumen de leche

Se confirmó un efecto positivo de la alimentación con DKsilos, sobre el volumen de leche. Esto es, que el 97% de las vacas aumentó considerablemente la producción diaria. Los rangos en porcentaje de aumento fueron desde 11% hasta 83% (promedio 41%), comparadas con las vacas que no fueron alimentadas con ensilado de maíz.

El efecto más marcado se observó en las vacas con 7.91 litros diarios solo en pastoreo, y que la ser alimentadas con ensilado de maíz alcanzaron los 14.49 litros en promedio.

 

La variación podría deberse a múltiples factores como la raza, tipo de pastura, manejo sanitario, rutina de ordeña, entre otros.

Efecto sobre la cantidad de grasa en leche

La metodología utilizada para medir el efecto de la alimentación con ensilado de maíz sobre la cantidad de la grasa en la leche, fue registrar la producción diaria promedio de los gramos de grasa producidos, comparando estos valores de las vacas alimentadas con ensilado de maíz contra las que solo son alimentadas a base de pastoreo.

El aumento del contenido de grasa en leche fue un 16% en promedio, con rangos desde 42% hasta un 81.79%. Al cuantificar los gramos de grasa producidos, estos se incrementaron unos 67 gramos en promedio por vaca por día, con rangos que van desde los 4.98 gramos hasta 248 gramos. Lo anterior es el resultado de dos efectos: el incremento del porcentaje de la grasa en leche (de la producción individual), que al ser multiplicado por el incremento de volumen de leche se obtiene más gramos de grasa producidos por vaca por día.

Efecto sobre la cantidad de sólidos totales de la leche

De igual manera que la producción de grasa, se analizaron los valores de sólidos totales producidos por vacas alimentadas con ensilado de maíz contra las vacas solo alimentadas a pastoreo.

El incremento de sólidos totales en leche de vacas alimentadas con ensilado de maíz, fue en promedio 238 gramos por vaca al día, comparadas con las vacas de solo potrero; el valor más alto cuantificado fue un incremento de 822 gramos en promedio por vaca con ensilado.

Cuantificando el aporte mediante incentivos por calidad de leche al pago de la alimentación de la vaca

Dado que los promedios de consumo de ensilado de maíz a vacas doble propósito en el trópico, oscilan alrededor de los 15 kg por vaca por día, se analizó el ingreso económico debido a pagos por calidad de leche (incentivos por sólidos totales, bacteriología y sostenibilidad), y se contrastaron con el costo de alimentación diario de una vaca consumiendo los 15 kg de ensilado con un costo promedio de $0.50/kg (pesos mexicanos); es decir, un costo de alimentación de $7.50 por vaca por día.

En este sentido, el resultado de los análisis indica que el 60.49% de los productores que alimentan sus vacas con ensilado de maíz, reciben incentivos por uno o más conceptos; llegando a sumar dichos incentivos hasta $0.90 por litro de leche.

Lo anterior se traduce en un ingreso promedio por vaca por día de alrededor de $6.20 por concepto solo de incentivos por calidad de leche.

A su vez, esto puede interpretarse de manera que la vaca aporta en promedio un 82.5% del costo de su alimentación diaria, con rangos que van desde 13.6% hasta un 146%. Dicho de otra manera, de la inversión que los ganaderos realizan para ensilar cada hectárea del cultivo de maíz, la vaca (solo por los incentivos recibidos por calidad de leche) podría estar devolviendo desde un 13% hasta un 146% de la inversión en la siembra y cosecha de esa hectárea de maíz.

Conclusiones

Como proyecto DKsilos, desde nuestra formación ha existido un profundo interés por mejorar los parámetros productivos de la ganadería en los territorios donde operamos; incluidos por supuesto, la rentabilidad de la actividad “venta de leche”.

Paralelamente, apostamos por la producción de leche de calidad que mediante un esquema de pagos basado en incentivos, mejore los ingresos de nuestros amigos ganaderos.

Es así que, mediante el esfuerzo conjunto de todo el equipo DKsilos, sentamos las bases para el mejoramiento de las estrategias nutricionales que nos ayuden de una manera rentable y sostenible al alcance de nuestros objetivos como ganaderos.

¿Qué nos queda después de que la vaca aporte una buena proporción de su costo de alimentación? Nos queda un pie de cría con mejor condición corporal que en consecuencia estaría elevando sus parámetros reproductivos (disminuyendo el intervalo entre partos, por ejemplo), teniendo un desarrollo de becerros y becerras con un mejor consumo de leche tanto en cantidad como en calidad.

El análisis de la información aquí expresada, ejemplifica que el consumo de ensilado de maíz asociado al mejoramiento genético y buenas prácticas de ordeña (entre otros), da como resultado leche de mejor calidad.

Para mayor información, por favor contacte a nuestro representante DKsilos en su localidad.



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES