SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Domingo 26 de Septiembre de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Publi Reportaje

DKsilos ACTUANDO LOCALMENTE EN LA ALIMENTACIÓN DE RUMIANTES EN LATINOAMÉRICA


Está sucediendo otra vez. Como hace más de una década, los precios de los granos están subiendo de forma, por decirlo “suavemente”, alarmante. Esto inevitablemente repercute en el costo de los alimentos balanceados y las materias primas (granos y oleaginosas, principalmente) con las que alimentamos al ganado.

El maíz, trigo y soya son de los granos a los que más ha impactado la escalada de precios, ¿la razón?, fenómenos meteorológicos como La Niña, que ocasiona inundaciones severas en algunas regiones, y, en contraparte, sequías extremas en otras zonas geográficas productoras de estos y otros granos básicos. Adicional a la caída de rendimientos en cosecha, se suma la demanda cada vez mayor de algunos países del continente asiático, principalmente China, quien el año pasado importó 7 millones de toneladas de maíz y para este año está demandando entre 24 y 28 millones de toneladas para continuar con la reactivación de su mercado interno.

Como resultado el maíz incrementó aproximadamente un 120% su precio y la pasta de soya poco más del 45% (valores comparando mayo de 2020 contra mayo de 2021).

En la cancha local, el panorama está en consonancia con el resto del mundo. Por ejemplo, la cosecha de maíz en Sinaloa (México), se estimaba en 5 millones 800 mil toneladas y lo obtenido fue de 4 millones 800 mil toneladas, es decir, hubo una reducción de un poco más del 15% sobre lo estimado, alentando la importación de este grano.

Por si fuera poco, existe cierto grado de incertidumbre entre los agricultores mexicanos debido a posibles políticas públicas prohibicionistas de algunos herbicidas y organismos genéticamente modificados, por ejemplo, la proyección que hacen algunos agricultores es que la prohibición de ciertos herbicidas haría caer la producción de maíz por lo menos un 60%.

Ante esta situación, la pregunta clave es: ¿qué hacer?

Una de las mejores alternativas como ganaderos para afrontar esta escalada de los precios en los alimentos del ganado, es producir nuestra propia comida para el ganado en el rancho. Partiendo del hecho que contamos con uno de los bienes más preciados: la tierra.

Aparte de preocuparnos por el alimento más barato con el que contamos, que es el forraje de los potreros, ahora los vaivenes de la economía global nos “obligan” a tomar decisiones que probablemente veníamos retrasando, como es el aumentar la eficiencia productiva de nuestras tierras en biomasa forrajera y nutrientes para el ganado.

Para aumentar esa eficiencia productiva, existen varias alternativas como los pastos de corte en la modalidad de corte y acarreo en fresco, ensilados, henificados, entre otras; además, el aprovechamiento de árboles y arbustos forrajeros representan un aporte de forraje y nutrientes extras para los animales.

Sin embargo, para el caso de ganadería, uno de los cultivos más prometedores es el maíz bajo el esquema de ensilado y/o producción de grano para el aporte energético a la dieta de los animales.

Los datos que apoyan esta frase se detallan a continuación:

• En mayor o menor grado, todos reconocemos el aporte energético, biomasa forrajera, digestibilidad, entre otros beneficios del cultivo de maíz, que, dicho sea de paso, en muchas regiones ganaderas del país existe aún una cultura y conocimiento sobre la forma de “cómo cultivar bien” este recurso forrajero.

• Si bien los niveles de nutrientes aportados por el ensilado de maíz DKsilos no son nada despreciables, su verdadero valor de oro molido se encuentra en su bajo costo de producción. Producir un kilogramo de ensilado de maíz, representa una forma económica de proporcionar muchos kilos de alimento a nuestros animales a bajo costo. Kilo tras kilo consumido por el animal, irán proveyendo de mayores cantidades de gramos de proteína cruda y energía.

• Y si nos referimos a costos, es importante mencionar que uno de los análisis de mayor rigor que podemos hacer en nutrición animal es determinar el Costo por unidad de nutriente, que hace referencia al valor monetario asignado a 1 gramo de proteína cruda o 1 Megacaloría de energía. En este sentido y tomando en cuenta la situación actual tenemos lo siguiente:

- El costo de 1 gramo de proteína cruda proveniente del ensilado de maíz es de aproximadamente $ 0.013 MXN (1.3 centavos de peso mexicano por gramo de proteína cruda, expresado en base húmeda), si consideramos un costo promedio de $0.50 MXN/kg de ensilado de maíz. Comparada con un alimento iniciador becerro (18% de proteína cruda), que su costo actualmente ronda los $0.059/kg, el costo de 1 gramo de proteína cruda del alimento balanceado es casi 5 veces mayor que la proteína proveniente de DKsilos.

- En cuanto a la energía, el costo de 1 Megacaloría de energía neta de ganancia (Mcal ENg) proveniente de DKsilos, es de aproximadamente $0.58 MXN (cincuenta y ocho centavos de peso mexicano por 1 Mcal Eng). En el caso del alimento iniciador becerro y sus precios actuales, esta unidad cuesta aproximadamente $7.65 MXN, esto representa 13 veces más inversión por la misma unidad de energía del alimento.

Por otra parte, recordemos que el cultivo de maíz que podamos derivar para grano, en la actualidad tendría un costo aproximado de una tercera parte del valor que se maneja en el mercado.

De igual manera, la nobleza del cultivo de maíz nos permitiría tener 4 insumos para la alimentación de nuestro ganado: 1) ensilado de maíz, 2) maíz en grano molido, 3) maíz/mazorca y 4) rastrojo de maíz.

Si decidimos confiar al cultivo de maíz y a DKsilos una buena parte de nuestros objetivos de producción, tendremos herramientas nutricionales y de alimentación que, en determinado momento y ante una situación crítica en el potrero, nos permitiría incluso estabular completamente a nuestros animales.

En conclusión, esto ayudaría a minimizar al máximo la dependencia de insumos externos y los vaivenes de la economía global que cursamos actualmente.

Por favor, contacta a nuestro representante DKsilos en tu localidad para mayor información sobre este y otros temas de interés y beneficio para la alimentación de tu ganado.



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES