SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Viernes 15 de Octubre de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day31 °C
SECCIONES
La Asociación
Museo Cebú
Publi Reportaje
Cebú Entrevista
Cebú info
Cebú Eventos
Cebú Notas
Cebú
Cebú Ambiental
Semblanza
Cebú Finanzas
Cebú Nacionales
Sardo Negro
Niños
Cebú Brahman
Cebú Gyr
Especial Nacionales
Mujeres

[en]Cebú

¿CUÁNTO VALE MI OPERACIÓN GANADERA Y QUÉ TAN EFICIENTE SOY?


Hemos hablado mucho del precio del ganado que sube o baja, desde hace 4 años con el tipo de cambio con el dólar. El precio por kg de becerro se cotizó por un tiempo cerca de los $60.00 pesos, luego bajó a $45.00 y ahorita está cerca de los $55.00 pesos y subiendo, según se puede ver en las condiciones actuales del mercado (hay variaciones dependiendo del tipo del ganado, del peso y calidad de este, y localización). En este texto vamos a hablar de promedios por estas variaciones.

También tenemos al ganado de registro, que se maneja con otros precios, pero que al final está influenciado por el precio del becerro en el mercado, ya que el productor de vaca-becerro es el cliente del criador de toros. Es importante notar cómo bajó la venta de sementales y el precio se tuvo que ajustar por la falta de apoyos del gobierno a los compradores de sementales de bajos recursos, además, por motivo de la pandemia, se cancelaron las ferias y exposiciones ganaderas donde se vendía ganado y el comprador no tenía que pagar fletes para llevarlo a su rancho al estar relativamente cerca de él, algunos vendedores de sementales iniciaron a apoyar a los compradores con alguna participación o costo del flete.

Pero no hemos hablado si, la ganadería, a estos precios y condiciones del mercado, es negocio o no. En días pasados, en algunos grupos, ganaderos empezaron a platicar de cuál es el valor que cobran por renta de terreno para pastar ganado; el valor varía de $7.00 hasta $11.00 pesos por cabeza al día, dependiendo de qué pone, en qué participa el dueño del terreno en el manejo de los animales o si no hace nada y solamente renta el terreno. Este valor tiene variaciones dependiendo del tamaño y peso de los animales y de la localización de la propiedad, pero nos da una idea del costo de alimentación de una vaca por concepto de pasto que es de $3,650.00 pesos al año, si tenemos el 100% de destetes, el costo del becerro (vamos a pensar que pesa 200 kg), nos da un valor de $18.25 pesos el kg, pero rara vez, por no decir nunca, se obtiene el 100% de destete; siendo conservadores vamos a poner 70% de destetes, así el kg de becerro nos queda cerca de $26.00 pesos el kg, más los gastos de manejo y medicamentos que son aproximadamente $600.00 pesos por animal, dependiendo del número de animales que se tengan, entre más animales el costo disminuye.

Ahora, hemos visto que el valor de las tierras en algunas zonas se encuentra estático y en otras hemos visto que se ha incrementado o hasta duplicado por algunos proyectos que se han realizado o están realizando en la región, como son los pozos petroleros, caminos o autopistas, presas, derechos de vía en general, así como mejora en la infraestructura de acceso a estos predios.

¿Qué debemos de hacer como ganaderos? Buscar la eficiencia de la tierra. ¿Cuánto me produce la hectárea?, y no ¿cuánto me produce el animal? Hemos visto que las razas en sus características y su tamaño y eficiencia se están modificando con la genética, pero como criadores debemos buscar animales eficientes y que coman poco, para que la capacidad de carga del rancho se incremente, sabemos que si una vaca nos produce entre el 40% y 50% de su peso promedio en la cría al destete, una vaca de 500 kg nos puede, eficientemente, producir una cría de 200 a 250 kg, pero una vaca de 700 kg nos tendría que producir una cría de 280 a 350 kg para que sea igual de eficiente, cosa que no sucede en la realidad y esa vaca de 700 kg tiene mayores requerimientos alimenticios y por consiguiente es menos eficiente.

Debemos buscar animales genéticamente más eficientes, que tengan mejor conversión alimenticia y características de canal más deseables, esto se mide a través de las pruebas de comportamiento o genéticas que se hacen en algunas asociaciones de registro, y de esa manera tener animales de talla mediana logrando incrementar el número de vientres productivos en el rancho, porque también es importante saber cuántos animales o unidades animal año (UAA) caben en la propiedad y cuánto nos genera de ingresos, debemos optimizar la producción por hectárea en lugar de por vaca o vientre. Los que saben hacer producir más dinero en sus hectáreas, son los que tienen una propiedad de mayor valor económico que los menos eficientes, y tienen, en un momento dado, la facilidad de analizar y posiblemente comprar tierras vecinas a mayor precio porque saben cómo hacerlas rentables.

Obviamente, en ganado de registro no aplica este concepto tan riguroso, porque cuando vendemos animales para criadero, el comprador busca animales que tengan tamaño y presencia, porque va a ser el semental y quiere mejorar su ganadería, pero sin olvidar producir animales de talla media para seguir siendo eficiente y con características deseables. Aquí lo que vale no son los kilos, si no la genética que tenga el animal, lo que pueda heredar y lo que podemos esperar de sus crías.

¿Cuánto vale la tierra? De una manera sencilla y basándonos en la renta de $10.00 pesos por cabeza por día, es decir, $3,650.00 pesos al año de cosecha en el terreno, con lo que ya tenemos una UAA. Basándonos en que los inversionistas en bienes raíces esperan como mínimo un retorno anual del 5%, tenemos que el terreno donde cabe una unidad animal tiene un valor de $73,000 pesos en promedio, falta considerar las mejoras y las condiciones en que se encuentre, caminos de acceso, disponibilidad de agua, el aspecto cinegético y demás factores que pueden incrementar o demeritar ese valor. Si la capacidad de carga del rancho es de 10 ha por UAA, la hectárea tendría un valor aproximado de $7,300.00 pesos, pero si la zona tiene humedad y buenos pastos, además de que se encuentre bien establecido y tenga la capacidad de carga de una UAA, esa hectárea estaría valiendo $73,000.00 pesos, en zonas semidesérticas donde se requieren 40 hectáreas por UAA, el valor de la hectárea sería de $1,825.00 pesos.

Con esto nos podemos dar una idea de la inversión que tenemos en el criadero, considerando además la localización y las condiciones en que se encuentra, pero si consideramos el valor o la inversión de una vaca comercial promedio en condiciones de producción en un valor de $20,000 pesos y le adicionamos los $73,000 pesos de la tierra, tenemos una inversión de $93,000 pesos por cada animal en el rancho, sin considerar obras ajenas a las de producción que en ocasiones encontramos en algunos ranchos, solo lo que se requiere para producir y mantener los animales.

Si a esa inversión le pedimos una rentabilidad del 5% estaríamos esperando una productividad de $4,650.00 pesos, además de los otros ingresos que pueda tener la propiedad como algo de agricultura, riegos, frutales, cacería cinegética y demás actividades, además de la plusvalía que la tierra pueda tener a través del tiempo y que se va a recibir siempre y cuando se venda la propiedad.

Por lo anterior, debemos tener una productividad adecuada de animales al destete de buena calidad y ser muy estrictos en el control de gastos en general, ya que con los $3,650.00 pesos que nos genera un becerro al destete y con un porcentaje de destetes del 78.5%, apenas se cubre el 5% de la productividad que esperamos de la inversión en el terreno, y las vacas del rancho dejando solamente la plusvalía del terreno como utilidad, por lo que tenemos que ser demasiado cuidadosos en el manejo y control de gastos o esperar que el precio del ganado se incremente.

El comentario que falta, ¿se están vendiendo los ranchos?, ¿hay ranchos en venta?, ¿hay compradores para los ranchos? A las tres preguntas la respuesta es SÍ, pero a su justo precio, hay muchos ranchos que fueron excelentes, pero se dejaron de trabajar y en los últimos años se enmontó, y el propietario quiere el precio como si estuviera en las mejores condiciones y no pagan lo que pide; en esos casos lo rentan por un pago por cabeza mes y le dicen al ganadero que si se vende el rancho le dan 3 meses para sacar su ganado, aunque tiene 10 años y no se ha vendido, así hay muchos casos, piden mucho por la tierra y no es rentable para el inversionista, posteriormente, se dan cuenta y les urge vender y bajan el precio.

Hay también empresarios, profesionistas e industriales, que generan buenos ingresos y que invierten en ranchos para cacería o para producción ganadera de vaca-becerro o criaderos de registro, algunos compran huertas o tierras agrícolas y tienen buenos resultados.

Si conocemos el mercado de granos y oleaginosas, así como el de frutas y verduras, además del de la carne, vemos que cada año incrementamos la importación de productos en un 10% o más, lo que indica que se requiere que trabajemos y hagamos producir el campo, afortunadamente personas que tienen ingresos de otros negocios invierten en el campo para seguir alimentando a la población de México, porque los bancos ponen muchos requisitos para los créditos agropecuarios y con tasas de interés poco atractivas.

La adaptación adecuada al cambio es lo más importante para perdurar en el negocio.



Nombre: Ing César S. Cantú Martínez
Ocupación: ING
Correo: cesarcantu@webtelmex.net.mx

NUESTROS ANUNCIANTES